0

Roberth Tzab: Por tortura o por negligencia, el gobierno es responsable

Roberth Tzab, fallecido en la cárcel preventiva de la Procuraduría con sede en Tekax en circunstancias que obligan a sospechar tortura exhibe que la impunidad y el silencio son la respuesta ante acciones u omisiones de servidores públicos que privaron de la vida a una persona.

Roberth Tzab Ek falleció el 19 de agosto de 2010, cuando se encontraba detenido en la cárcel preventiva que la Procuraduría tiene en Tekax, en circunstancias que obligan a sospechar tortura.

El gobierno de Yucatán es responsable directo del fallecimiento de Roberth Tzab puesto que lo tenía bajo su custodia. La Procuraduría, por su parte, ha negado una respuesta a las comunicaciones que Indignación le ha dirigido y el Ministerio Público ha obstaculizado el acceso al expediente a representantes de la coadyuvancia desde hace cuatro meses.

Antes de eso, Indignación pudo constatar que el Ministerio Público de Tekax mostraba omisiones graves y dilación en la integración de la averiguación previa: Mes y medio después de los hechos, ni siquiera habían sido citados a declarar quienes detuvieron a Roberth y quienes lo tuvieron bajo su custodia, situación que se le cuestionó al Ministerio Público.

Desde entonces, y una vez que al hijo se le reconoció su calidad de coadyuvante, se ha negado reiteradamente el acceso al expediente a integrantes del equipo Indignación, representantes de la coadyuvancia, con el argumento de que “lo acabamos de enviar a Mérida”.

La Comisión de Derechos Humanos ha guardado absoluto e ignominioso silencio en este caso y, a pesar de que han pasado seis meses ya, no ha emitido la recomendación respectiva con lo cual, en la práctica, está encubriendo al gobierno de Yucatán.

Indignación ha solicitado al Procurador que atraiga la investigación puesto que compromete la independencia de la investigación el que sea la propia agencia del Ministerio Público en la que falleció el detenido la que investigue su muerte. Sin embargo la titular de la agencia de Tekax confirmó apenas ayer que ella sigue a cargo de la investigación.

El caso de Roberth Tzab puso de nuevo en evidencia las deplorables condiciones en las que se encuentran las cárceles de Yucatán.

El fallecimiento de Roberth Tzab ocurrió en un contexto de gran preocupación puesto que al menos 13 personas han fallecido en los centros de detención estatales o municipales en Yucatán de 2006 a la fecha.

El día de hoy estamos ante las sedes de la Procuraduría y de la Comisión de Derechos humanos en Tekax para decirles: Ustedes son los responsables de privar de la vida a Roberth Tzab, sea por negligencia, por tortura o por el encubrimiento que deja impune el crimen.

Estos casos comprueban que la tortura continúa siendo una práctica en Yucatán. El silencio y el encubrimiento exhiben a un gobierno que elude sus responsabilidades, incumple sus obligaciones en materia de derechos humanos y desprecia la vida de las personas, su integridad y sus derechos.

Comunicado del equipo Indignación
26 de febrero de 2011

Encuéntranos también en http://www.facebook.com/pages/Indignacion/339814451000

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *