8

Varejón 129: ¡Con qué Iglesia hemos topado!

[issuu layout=http%3A%2F%2Fskin.issuu.com%2Fv%2Fcolor%2Flayout.xml backgroundcolor=A4112B showflipbtn=true documentid=100701173151-d64bb4bc68894ea29d99dada8108aa27 docname=varejon_129 username=lpeniche loadinginfotext=Varejon%20129 showhtmllink=true tag=yucatan width=600 height=388 unit=px]

Descargar el Varejón 129 en formato PDF

8 thoughts on “Varejón 129: ¡Con qué Iglesia hemos topado!

  1. Con un abrazo grande y cariñoso
    a mis hermanos y hermanas de Indignación
    un pedacito de “MI CREDO, HOY”

    Margarita Robleda Moguel

    Creo en una iglesia que camina
    de regreso a Belén;
    al misterio de la encarnación
    del hijo de Dios
    en mis hermanos y hermanas;
    sobre todo,
    en los que tienen hambre,
    en los que son distintos,
    los inmigrantes;
    los que tienen sida,
    capacidades diferentes;
    sufren injusticia,
    persecuciones,
    opresión…
    y aun así,
    sueñan, cantan
    y comparten lo que tienen
    entre todos y todas.

    Creo en la búsqueda de la comunidad
    de Indignación en Chablekal, Yucatán,
    nos invita a asomarnos
    al fondo del misterio
    del amor verdadero.

    Desnudos,
    sin sedas ni terciopelos,
    sin mayor jerarquía
    que la del servicio;
    en familia,
    juntos,
    sin andamios…
    sin prejuicios,
    sin límites,
    sin miedo.

  2. Señores Iglesia hay una y los que somos catolicos debemos reconocer a nuestro obispo que esta en comunion con el Santo Padre. Si no estan de acuerdo no son catolicos, fuera mascaras

  3. Sin prejuicios y sin límites…muy romántica la Margarita, pero por eso estamos como estamos porque para algunos la libertad es la acción enfermiza de sobrepasar ciertos límites que a alguna minoria incomoda y dictamina que deben ser rebasados…..

  4. Hermanas, hermanos, como hijo y hermano de Francisco, comparto con ustedes la fe y por supuesto, también la INDIGNACIÓN, déjenme compartir también su persecusión.

    Aquí están mi sayal y mis sandalias (lo único con lo que cuento) si de algo les sirven.

    Un abrazo con la ternura profunda de Jesús y de Francisco.

    Tomás

  5. Comparto su indignación y la de todas las personas que saben que Jesús ES un rebelde y su rebeldía sigue viva, luchando contra aquellos fariseos de ese tiempo y de nuestro tiempo.
    Ojalá seamos más Evangelio que apariencias y protocolos.
    Un abrazo, hermanos!

  6. Comparto su INDIGNACION, en algún momento he sufrido las gentilezas de la iglesia csstólica, sigan adelante! para mí son un ejemplo.

  7. Queridísimos hermanas y hermanos del equipo INDIGNACIÓN; lamento mucho la situación que en estos momentos les toca vivir. Sin embargo, raro sería que no la vivieran. La opción de unirse con lo que la sociedad desprecia es signo inequívoco de sentir en carne propia el rechazo y la marginación…”Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la entrada y espacioso el camino que lleva a la perdición, y son muchos los que entran por ella; más, ¡qué estrecha la entrada y qué angosto el camino que lleva a la Vida!… y pocos son los que lo encuentran”, Mt. 7 13-14. Cuenten con mis oraciones y apoyo económico si es necesario. Un abrazo fuerte…fuerte.

  8. OJALÀ QUE BERLIE ALGÙN DÌA SE INTERNE EN ESOS LUGARES DONDE SE DEBERÌA PREDICAR EL EVANGELIO CON TESTIMONIO Y NO SOLO HABLANDO, TAL VEZ ASÌ PUEDA SENTIR EN CARNE PROPIA LO QUE SE PASA EN ESAS CIRCUNSTANCIAS. CON LO QUE OCASIONA LEJOS DE SENTIRNOS AMADOS POR DIOS SENTIMOS UN ABANDONO, PORQUE SIN APORTACIONES POCO SE PUEDE HACER. ¿SERÀ QUE ES UN ENVIADO DE DIOS? DICHOSO ÈL PORQUE TIENE QUE COMER TODOS LOS DIAS. OJALÀ QUE MUCHOS SE UNAN A LA CAUSA DEL GRUPO DE INDIGNACION Y QUE TENGAN CRITERIO PROPIO Y NO SEAN TÌTERES DE UN FULANO COMO ESE, DEBERÌA SENTIR VERGUENZA DE SUS ACTOS. ¡¡ÀNIMO GRUPO INDIGNACIÒN¡¡ RECUERDEN HAGAN QUE LAS CONTRARIEDADES LES ALIENTEN Y LOS OBSTÀCULOS LES ENGRANDEZCAN. LA HISTORIA DE LA IGLESIA HA DEJADO MUCHO QUE DESEAR Y SE HA DEMOSTRADO QUE A VECES SUS PASTORES SE EQUIVOCAN Y LEJOS DE AYUDAR, PERJUDICAN A LA SOCIEDAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *