0

El Congreso de la Unión pide investigar discriminación atribuida al párroco de Conkal

Comunicado conjunto del Equipo Indignación y Oasis de San Juan de Dios

El Congreso de la Unión exhortó al gobierno federal y estatal a investigar actos de discriminación atribuidos al párroco del municipio de Conkal, Yucatán, quien en mayo pasado, durante una misa, pronunció una homilía incitando al odio hacia personas homosexuales.
La Comisión Permanente de la LX legislatura del Congreso de la Unión aprobó un punto de acuerdo el pasado 23 de julio, presentado por el Diputado Humberto Zazueta Aguilar, mediante el cual exhorta a la Subsecretaría de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación y a la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) a investigar los hechos de discriminación por preferencia sexual y resolver de forma expedita el caso. Asimismo, exhortó al Gobierno del estado de Yucatán a coadyuvar con las investigaciones.
Cabe recordar que el 7 de mayo pasado, mientras se efectuaba una misa en la iglesia del municipio de Conkal, Yucatán, el párroco Jesús Alberto Cevallos Solís se refirió en su homilía a las personas homosexuales expresando, entre otras cosas, que: “…los homosexuales son un peligro para nuestra sociedad, que ofenden, atacan y destruyen la familia… y que son un problema social que hay que atacar.”
En la misa, oficiada en memoria de un compañero seropositivo fallecido recientemente, se encontraban personas transgénero y algunos homosexuales y se encontraban también huéspedes del Albergue Oasis de San Juan de Dios, organización que desde hace varios años realiza trabajos de promoción y defensa de personas con VIH/Sida.
Cabe resaltar que los hechos denunciados ocurrieron, precisamente, durante la celebración de la semana internacional de lucha contra la homofobia y que el mismo Congreso de la Unión había exhortado a las autoridades federales y estatales a realizar acciones en contra de la homofobia.
Como consecuencia de estos hechos, los representantes del Albergue Oasis de San Juan de Dios denunciaron ante diversas instancias que las expresiones del párroco incitan al  odio y a la violencia contra las personas homosexuales, por lo que el párroco incurrió en discriminación, prohibida tanto en la Constitución Federal como en la del estado de Yucatán. Fue denunciado también el vocero de la arquidiócesis, Pbro. Jorge Óscar Herrera Vargas, por haber avalado públicamente la actitud discriminatoria del párroco.
Además de acudir a la CONAPRED, el Albergue Oasis presentó denuncia también por la posible violación a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, hecho que ameritaba una intervención inmediata por parte de la Secretaría de Gobernación y del gobierno del estado de Yucatán, como autoridad auxiliar, de conformidad con el artículo 25 de la citada Ley.
Sin embargo, el gobierno del Estado ha soslayado sus obligaciones afirmando que no puede actuar puesto que el asunto no es de su competencia (Oficio 275/2008 de la Secretaría General de Gobierno), por lo que resulta relevante y pertinente el punto de acuerdo emitido por el Congreso de la Unión.
La Comisión Permanente del Congreso de la Unión estimó que: “…Esta Dictaminadora considera que debe existir una investigación pronta y expedita que certifique las declaraciones del párroco antes mencionado y que, de existir violaciones a la ley, se determine y sancione a los responsables (…) porque el Estado mexicano está obligado a respetar y hacer valer las normas que protejan las garantías individuales”.
Cabe resaltar que, ante la emisión de dicho punto de acuerdo, sólo la Subsecretaría de Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación ha contestado, mediante oficio de fecha 06 de agosto, que ya se encuentra en curso una investigación sobre estos hechos.
Los firmantes de este comunicado lamentamos que el Gobierno del estado no haya manifestado una condena de los hechos ni haya garantizado el cumplimiento de la ley en este caso de discriminación que agravia a la sociedad yucateca en general y a la comunidad lésbico-gay en lo particular y pone en riesgo una convivencia pacífica al incitar al odio contra un sector de la sociedad, más aún cuando Yucatán es uno de los estados con mayor número de crímenes de odio por homofobia.
Reiteramos que es obligación de las autoridades estatales y federales garantizar que se cumplan los artículos de la Constitución Federal y estatal que establecen la prohibición de discriminación por cuestiones de orientación sexual así como aquellos de la Ley de asociaciones y Culto Público que establecen límites al actuar de los ministros de culto, como una forma de preservar el estado laico.
De igual manera insistimos en que una de las formas para resarcir el daño causado por las agresiones verbales del párroco de Conkal es que éste ofrezca una disculpa pública por estos comentarios que en nada contribuyen a la construcción de una sociedad más justa, equitativa y plural.
El punto de acuerdo aprobado puede ser consultado en la página de web de la Gaceta Parlamentaria del Senado de la República: http://www.senado.gob.mx/gace.php?sesion=2008/07/23/1&documento=58

Por el Equipo Indignación A.C.             Por el Oasis de San Juan de Dios A.C.

Martha Capetillo Pasos                         Carlos Méndez Benavides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *